Acusado de Robo Encarcelan Hermano del Presidente Medina

Category: Opinión 15

Por Enrique Garcîa

Sin pena ni gloria terminô el primer acto del show mediático que se desarrolla en el teatro de la justicia dominicana.

Los actores principales, el Juez José Alejandro Vargas, la fiscal, Yeni Berenice Reynoso y el alegado grupo mafioso acusado de robar más de 5 mil millones de pesos del erario, hicieron su trabajo y es de imaginarse que todos abandonaron la sala complacidos por el resultado.

Siete de los imputados permanecerán encerrados, por 90 días; puntos para la fiscalía, tres gozarân de libertad vigilada en sus hogares, y un cuarto salió libre de cargos; victoria para los acusados.

Hay que destacar que el magistrado a cargo del juicio se robó el show cuando le correspondió formular su decisión en torno al asunto que mantenía en vilo a la colectividad dominicana.

El magistrado parloteó durante largo rato, elogió inexplicablemente a sus colegas de la defensa y se atrevió incluso a mostrarse como un ejemplo de dignidad para hacer una referencia de cómo debe comportarse un empleado público.

Su interminable châchara contrastaba con los regaños que le formulô a las partes litigantes cuando los conminaba a sintetizar sus razonamientos, es fácil imaginar que sabía la importancia de su rol en la comedia, y que la inmensa audiencia que seguía el juicio permanecía cautiva en sus hogares, esperando su fallo contra los malos.

Pero el alto funcionario se hizo esperar, se tomó su tiempo para decidir lo que se supone ya estaba decidido. “La niña bonita” quedaría presa y la otra, Carmen Magalys Medina Sánchez, volvería a su hogar, pese a que está acusada de media docena de delitos graves contra el estado, el funcionario judicial además se tomó la licencia de minimizar los casos y calificô la asociación delictiva que desfalcô el tesoro público, simplemente como “una traición familiar”.

Considera el juez Vargas, que la decisión del presidente Medina de colocar en su gobierno a toda su familia, no es un acto de nepotismo, sino de “debilidad sentimental”, además, de soslayo, con sus opiniones, descarga de culpas al exmandatario, quien, por el contrario, según el sentir popular, era el verdadero jefe de la banda que acabô con el país.

El juez, afirma que conoce el entorno familiar de Medina, y para demostrarlo se refirió al principal acusado del robo al erario, Alexis Medina Sánchez, como “la niña mimada”, del expresidente. Aparentemente, de acuerdo con los comentarios fuera de lugar del magistrado, el imputado fue el único de esa familia que quedó fuera del gobierno, por orden del exmandatario

“Alexis ha sido la niña linda del presidente. El expresidente de la Repûblica ha sentido una debilidad por su hermano. Y el propio expresidente siempre fue cuidadoso y yo fui testigo y mantuvo a Alexis a distancia. Lo mantuvo a distancia”, dijo.

Su exclusión, de acuerdo con el juez, se debió a que el expresidente tenía una marcada preferencia por su hermano menor y para “protegerlo” de los sinsabores de la política decidió apartarlo del poder.

“Esto lo veo no como un asunto político”, comentô el juez Vargas. “Esto yo lo veo como un mal pago familiar que nunca debió haber sido… a veces uno teniendo razón tiene que dejar pasar cosas”, apuntó.

El juez hizo hincapié en no calificar el proceso judicial como un caso político “porque eso le hace daño al sistema dominicano”, afirmó.

Otros comentarios del juez dejan entrever que el resto de los “pandilleros” que disfrazados de políticos asaltaron al estado, podrían quedar impunes, pese a que existen innumerables denuncias sobre las irregularidades que se cometieron durante la gestión de 20 años del Partido de la Liberación Dominicana.

“Tenemos que luchar por tener partidos políticos fuertes, dirigidos con la finalidad de que cumplan función social de servir a la democracia y el país”, dijo el magistrado.

“No debemos pretender debilitar a los partidos como fundamento del estado social, democrático y derecho”, señaló Vargas. Comentario que se puede interpretar como un salvavidas para el PLD, en cuyas filas se desatô una estampida, cuando la justicia comenzó arriar a los líderes de ese partido, sospechosos de desfalcar al estado.

En síntesis, todo parece indicar que Alexis Medina deberá pagar los platos rotos, y es natural que de ahora en adelante se mantenga en silencio, para no revelar los nombres de sus cómplices, la mayoría de ellos miembros de su entorno familiar, sus hermanas, sus cuñados y su hermano mayor, “el capo de todos los capos”, el ex presidente Danilo Medina, quien hasta ahora se ha hecho el desentendido, incluso, llegó a decir que no sabía que su hermano hacia negocios con el estado, pese a que era voz populi que, Alexis Medina mandaba más que todos los funcionarios del gabinete”.  

Related Articles