Sobrinos de Maduro Alegan que no le Venden Drogas a USA

Category: Internacionales 2

Mientras la justicia de Estados Unidos prepara una acusación contra Cilia Flores, esposa de Nicolas Maduro, por trafico de drogas, uno de sus sobrinos, sentenciado a 18 años por ese delito, apeló a la condena alegando que en ningún momento admitió que la droga tenía como destino los Estados Unidos.

El bufete que defendió a Francisco Flores en el 2016, cuando fue acusado junto con su primo Efraín Campos de negociar con encubiertos de la DEA un cargamento de 800 kilos de cocaína, sometieron la apelación señalando que el jurado fue engañado cuando les hicieron creer que la droga seria vendida en Norteamérica.

Los detenidos revelaron durante sus conversaciones con los encubiertos, que la droga provenía de la guerrilla colombiana, que fue transportada a Honduras por avión saliendo de la pista presidencial en Maiquetía, que contaban con el apoyo de la Guardia Nacional para movilizar el alijo y que una parte del dinero que esperaban por la venta seria usado para la campaña política de su tia, Cilia Flores, esposa de Nicolas Maduro, que esperaba obtener un curul en el congreso.

Todos esos datos fueron mas tarde corroborados por los detenidos en medio de los interrogatorios a los que fueron sometidos después de su arresto.

Asimismo, se conoció que los sobrinos de la apodada “primera comandante”, revelaron otros detalles que han permitido a las autoridades norteamericanas descubrir los rostros de los capos del Cartel de los Soles, una organización criminal que opera en Venezuela, formada por oficiales de alto rango y los políticos más encumbrados del chavismo.

Mauricio Hernández Pineda, supuesto enlace del cartel de los soles en Honduras

A raíz de la detención de los narco sobrinos, la DEA comenzó a preparar expedientes que permitieron incautar en Estados Unidos más de 400 millones de dólares a un ministro venezolano, Tarek El Aissami y la captura de varios capos hondureños, entre estos un alto oficial de la policía, Mauricio Hernández Pineda, supuesto enlace del cartel en Honduras, extraditado a Estados Unidos.

Los detalles de la apelación fueron publicados por una página de internet denominada Efecto Cocuyo, en la que indican que Francisco Flores argumentó que el jurado fue “engañado” cuando un juez de Manhattan aseguró que los sobrinos tuvieron que haber sabido que los 800 kilos de cocaína que les decomisaron en Haití en el año 2015, estaba destinada a Estados Unidos. 

“En ningún momento se puede escuchar a los dos hombres en grabaciones telefónicas ni siquiera preguntando sobre el destino final del envío con destino a Honduras que estaban negociando con informantes que trabajan bajo la supervisión de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos”, reza la petición de apelación que fue publicada el 25 de agosto en el expediente de la Corte Suprema. 

Flores fue condenado junto a su primo, Efraín Campos, en el año 2016 a 18 años de prisión, un escándalo para el chavismo que dio fuerza al gobierno de Estados Unidos para fundamentar las acusaciones de tráfico de drogas contra Nicolás Maduro. 

Campos y Flores fueron detenidos en el año 2015 en una operación de la DEA. Los conocidos “narco-sobrinos” fueron atraídos a Haití con la promesa de un anticipo de $ 11 millones de un traficante en silla de ruedas que conocieron en Honduras llamado “El Sentado”, quien era un informante. 

Related Articles