Muchos Gobiernos Piden libertad del Testaferro de Maduro

Category: Internacionales 1 0

Se multiplican los esfuerzos del gobierno venezolano para liberar al supuesto testaferro de Nicolas Maduro, Alex Saab, buscado por las autoridades en Colombia y Estados Unidos y preso actualmente en Cabo Verde, Africa, donde procesan extraditarlo a USA.

El presidente de ese país dijo que esta abrumado por la cantidad de llamadas que ha recibido de mandatarios de todas partes del mundo, pidiéndole que suelte al supuesto delincuente.

Trascendió extraoficialmente que, entre los gobiernos interesados en la libertad de Saab, figuran Venezuela, Rusia, China y España, quienes han movido sus piezas diplomáticas en procura de buscar un arreglo que permita la liberación del sujeto.

En este sentido el mandatario africano Jorge Carlos Fonseca dijo que en su país la justicia es autónoma y el proceso continuará de acuerdo con lo que exige la ley, pero afirmó que el detenido gozará de todas las garantías que requiere su caso.

Una fuente cercana al caso dijo que uno de los primeros en moverse para evitar la extradición de Saab, fue el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, empleado de Nicolas Maduro para asuntos internacionales, quien supuestamente comenzó a diligenciar el traslado del delincuente hacia Valencia, España, con el propósito de que sea procesado por el mismo juez que dejó en libertad a otra de las fichas del narcotráfico venezolano, el general Hugo Carvajal, buscado en Estados Unidos por supuestamente contrabandear varias toneladas de cocaína hacia esa nación.

Alex Saab, originario de Barranquilla, Colombia, es buscado en su país natal por supuestos nexos con el narcotráfico y por lavado de activos. Las autoridades colombianas estiman que Saab, blanqueo millones de dólares provenientes del narcotráfico y de negocios ilícitos hechos en Venezuela con funcionarios del gobierno de ese país.

Saab, es también blanco de una persecución iniciada por el Departamento de Estado, luego que fueron congelados alrededor de 800 millones de dólares en bancos de Miami y Nueva York, cuya procedencia no ha podido demostrar. Una fuente oficial afirma que el dinero aparentemente es propiedad de Nicolás Maduro y Saab funge como testaferro de esta fortuna.

Saab, que era vendedor de llaveros y uniformes en Barranquilla, es actualmente dueño de una flota de aviones en Venezuela y varios edificios en Colombia y Miami. Sus propiedades en Barranquilla pasaron a manos del estado porque no acudió a un juicio en su contra por lavado de dinero-.

Una revista colombiana publicó un reportaje en el cual se indica que Saab, comenzó a cimentar su fortuna en Venezuela a través de una senadora identificada como Piedad Córdoba, supuesta cómplice de Hugo Chávez en diversas actividades anormales. La dirigente política de la izquierda radical colombiana introdujo a Saab en el entorno del exmandatario, cuando el gobierno chavista estaba nadando en dinero producto del alza del barril de petróleo que llegó a valer en esos momentos más de cien dólares por barril.

Señala la publicación que los negocios de Saab se diversificaron, así como sus amistades en Venezuela, hasta llegar a convertirse en la “mano derecha de Nicolás Maduro” y por ende en una de las personas más ricas de Sur América, con una fortuna estimada en unos mil millones de dólares.

lamentablemente para él, la fortuna lo puso en el radar del Departamento de Estado y cuando comenzaron a investigar la procedencia del dinero, detectaron que había muchas irregularidades y decidieron congelar los activos. Medidas similares tomaron las autoridades en Colombia y despojaron al sujeto de varias propiedades y de más de 30 mil millones de pesos que había depositado en entidades bancarias de ese país.

La persecución obligó a Saab a buscar nuevos refugios para el dinero de sus “clientes”, y comenzó una serie de negociaciones con el gobierno iraní para guardar las fortunas de sus allegados, y a la vez iniciar un proceso para burlar las medidas restrictivas que instauró el gobierno de Estados Unidos contra el régimen de Nicolás Maduro.

El día de su detención, el prófugo se dirigía a Irán, con el supuesto plan de mediar para colocar en esa nación mil toneladas de oro que están depositadas en un banco de Londres. Sin embargo y pese a la agudeza que lo caracteriza, según lo describen sus allegados, Saab no sabía que las autoridades norteamericanas lo seguían de cerca y cuando llegó a Cabo Verde a repostar gasolina para su avión, la policía le puso los ganchos, pese a que ofreció un soborno multimillonario para tratar de impedir su detención.

Ahora, en medio de la pandemia sus abogados no han podido lograr un habeas corpus a su favor para que sea juzgado en libertad mientras deciden si lo extraditan a Estados Unidos, a España, como pide el empleado internacional de Maduro, José Luis Rodríguez Zapatero, o a Rusia, donde se supone que también sería liberado.

En la composición gráfica, a la derecha, el presidente de Cabo Verde, Africa, Jorge Carlos Fonseca, a la derecha, el delincuente buscado por Estados Unidos y Colombia, Alex Saab.

Related Articles

Add Comment