Cubanos en Venezuela Insultan Estudiantes que Viajan al Exterior

Category: Internacionales 26 0

El éxodo de venezolanos hacia el exterior es tan intenso, que las oficinas del registro no tienen capacidad para cubrir la demanda de solicitudes.
Alrededor de dos millones de profesionales venezolanos acudieron el mes pasado a las agencias consulares de diversos países del área de Centroamérica y el Caribe, solicitando entrada para o visa de trabajo para abandonar Venezuela, actualmente inmersa en una crisis política, moral y económica.
Los estudiantes que terminaron su educación superior son los primeros en la lista de migrantes que se muestran dispuestos alejarse del país, donde sus oportunidades están cercenadas por una administración que solo ofrece trabajo a quienes se inscriban en el partido socialista y se comprometan a votar por el candidato de turno de esa tolda.
Los jóvenes no parecen dispuestos a doblegarse por la cadena de hambre que les impuso el Presidente Nicolás Maduro y han iniciado su proceso de migración a otros lares donde esperan cumplir sus suelos de vivir en libertad y comprar su comida y sus medicinas sin ataduras ni chantajes.
El diario Panorama órgano del partido comunista en Maracaibo, al occidente de Venezuela, publica una dramática foto de los miles de venezolanos que amanecen en las puertas de los registros para legalizar sus títulos y demás documentos, con la esperanza de salir cuanto antes del país.
Las oficinas del registro, dirigidas por personal cubano, ha optado por aplicar lo que denominan Operación Morrocoy, para hacerles más dura la posibilidad a los venezolanos de salir del país. Funcionarios cubanos han comenzado a insultar a los venezolanos con epítetos denigrantes, incluso a muchos los han calificado de “gusanos”, porque desean salir del país en busca de mejores oportunidades.
A las 12 del mediodía, bajo un inclemente sol, la fila parecía interminable a lo largo de la calle 93. A las razones que tiene la mayoría de esta gente para querer irse del país, se le une el calvario de hacer esta cola para obtener los respectivos permisos.
“Llegué aquí a las 5:00 de la mañana y me iré sin legalizar mi partida de nacimiento. He pasado hambre, sol y calor para nada”, relató Javier Castellano, pasada las 12:00 meridiano, quien estaba último en la fila para legalizar su partida nacimiento pues se va a Colombia en busca de mejores oportunidades.
Castellano denunció a mafias que operan fuera del registro a través de gestores que agilizan el trámite por Bs. 80.000, para legalizar la partida de nacimiento, y 50.000 para apostillar documentos.
“Yo vengo desde Bachaquero, municipio Valmore Rodríguez de la Costa Oriental del Lago y me encontré con esta gran barricada que no podré saltar hoy. No sabía que era tan complicado y no tengo dinero para pagarle a un gestor. Me regreso con las manos vacías”, se lamentó Castellano.
Frente al registro se forman tres colas que convergen en la entrada donde reina gran confusión y desorden pues, como siempre, hay quienes intentan pasar primero, aunque hayan llegado último.

Related Articles

Add Comment